MODERNA BUENOS AIRES

Méndez Mosquera, Carlos

13 de diciembre de 1929, Buenos Aires / 2 de octubre de 2009, Buenos Aires

Arquitecto y diseñador de fundamental importancia en la evolución del diseño gráfico en la Argentina.

Ingresó a la Facultad de Arquitectura de la UBA en 1948, y se graduó con el título de arquitecto en 1953. Desde los inicios, se vinculó con quienes se convertirían en protagonistas de la arquitectura argentina, como Horacio Baliero o Juan Manuel Borthagaray. Por otro lado, a través de su hermano mayor psicoanalista, se vinculó con la avanzada cultural del momento: Enrique Pichón Riviere, Arnaldo Rascovsky, Ángel Garma, el pintor surrealista Battle Planas. Pichón Riviere, junto a Peter Bac y Aldo Pellegrini, dirigió Ciclo (1948-1949), la revista de arte y cultura que luego constituiría Nueva Visión.  También siendo estudiante estableció relaciones con el grupo de Arte Concreto, liderado por Tomás Maldonado, quién realizaba el diseño gráfico de la revista Ciclo.  Su militancia en el Centro de Estudiantes de Arquitectura lo llevó a publicar en 1949, con Borthagaray, Clusellas, Pino Sívori y Maldonado, un boletín difusor de las ideas modernas, de gran impacto en el claustro estudiantil.

En 1950 participó en la fundación de Axis, primera organización de comunicación integral, junto a Maldonado y Alfredo Hlito. Al año siguiente, el trío creó la revista Nueva Visión, un hito en la renovación de la arquitectura local y una avanzada en la formación de los campos novedosos del diseño gráfico e industrial en la Argentina; la editorial del mismo nombre se fundó en 1954, con el libro de Maldonado sobre Max Bill. 

En 1953 integró el grupo Harpa, estudio dedicado principalmente al diseño de muebles modernos, junto a los arquitectos Aubone, Aizenberg, Hardoy y Rey Pastor. Su viaje a Europa, dos años después de recibido, constituyó un giro importante en su carrera. CMM ya se había interesado por el diseño gráfico en el trabajo junto a Maldonado, especialmente después del descubrimiento de Moholy Nagy, cuyo libro The New Vision trazaría una influencia fundamental en el diseño argentino, como también en el modelo de formación académica.

A su regreso, en 1954, fundó la Editorial Infinito y Cícero Publicidad, la empresa con la que continuó durante toda su vida. Desde entonces, se dedicó fundamentalmente a las tareas editoriales vinculadas al mundo del diseño, la arquitectura y la estética, a la publicidad y a la docencia universitaria.

En 1963 fundó Summa, la revista de arquitectura argentina más importante hasta la década del noventa. Summa difundía en sus primeros números una visión integral del diseño, que contaba con una sección específica. También es apreciable la vinculación con las nuevas entidades del diseño, como el CIDI o el Centro de Arquitectura y Diseño Industrial. CMM dejó la dirección en manos de su ex esposa Lala Méndez Mosquera, a partir de 1966 y se dedicó de lleno al diseño.

Los años sesenta fueron momentos de gran difusión del diseño industrial en la Argentina, ligada a la confianza en el desarrollo industrial autónomo. En 1963, CMM realizó los diseños para FATE, una empresa argentina dirigida por Manuel Madanes, que hacia 1966 incorporó el novedoso rubro de la electrónica y produjo las primeras computadoras del país. 

También en 1963, CMM tomó la dirección de Agens, la agencia de publicidad del grupo de empresas SIAM-Di Tella, una de las más importantes de Sudamérica. La estrategia consistió en otorgarle una identidad corporativa al holding, basándose en un diseño pionero del logotipo e isotipo, realizado por el grupo ONDA. Se convocó para la tarea a diseñadores jóvenes, que con el tiempo se convertirían en referentes del nuevo diseño argentino: González Ruiz, Shakespear, Pérez Sánchez, Rubén Fontana; se trabajó de manera coordinada entre el área de promoción publicitaria y el área de diseño industrial para planificar una imagen coherente; así, toda la iniciativa se conviertió en paradigmática en el diseño e identidades corporativas. El declive de la industria argentina, jaqueada por la importación, interrumpió esta experiencia, que halla sus antecedentes en la de Adriano Olivetti en Italia.

CMM continuó su trabajo gráfico, asociándose más tarde en el estudio MM/B con el diseñador suizo Gui Bonsiepe, con quien realizó, entre otros trabajos, la señalización para el campeonato Mundial de Fútbol 1978. Su distinguida carrera en el área lo llevó a presidir la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad entre 1971 y 1973, la presidencia del capítulo argentino de la Asociación Mundial de Publicidad (1973-1975), de la CIBER (Comunidad Iberoamericana de Publicidad, 1978-1980), etc.

Paralelamente, CMM se dedicó a la docencia.  En 1956, después de la Revolución Libertadora, participó del grupo docente que se traslada a la Escuela de Arquitectura de Rosario y abrió una etapa modélica en la renovación curricular de la carrera a nivel nacional. Allí, organizó con Breyer, Onetto, y Le Pera, entre otros, la nueva materia Visión, de la que fue profesor titular entre 1956 y 1959, que sustituyó las viejas asignaturas dedicadas a la representación (Plástica, Perspectiva, etc.). Más tarde, se vinculó con Buenos Aires, donde llegó a ser vicedecano en un breve período antes del golpe de 1966, por el que participó de la renuncia masiva. Se reintegró a la Facultad de Arquitectura de la UBA en 1984, con la emergencia de la democracia, a cargo de la materia Historia del Diseño Gráfico. En 1996 fue designado profesor consulto.

Durante 1996 y 1997 fue director del Área comunicacional y director de las Carreras de Diseño Gráfico e Imagen y Sonido de la FADU-UBA. En 1997 se desempeñó como director de la revista de esa casa de estudio, "Contextos"; entre 1998 y 2002 como Secretario de Extensión Universitaria; y entre 2002 y 2005 retomó la dirección del Área comunicacional de la misma facultad. En 1999, fue Asesor Honorario del "Proyecto comunicación Visual del Plan urbano ambiental", realizado por la FADU para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También actuó como asesor y jurado de gran cantidad de concursos privados y universitarios de diseño y comunicación en el país y el exterior. 

El 3 de septiembre del 2009 la Academia Nacional de Bellas Artes le otorgó el Premio Gratia Artis. Hasta la fecha de su muerte seguió dirigiendo y trabajando en Ediciones Infinito. 

Trabajos Destacados
1951 Co-creador de la Revista Nueva Visión
1954 Funda Editorial Infinito y Cícero Publicidad
1963 Funda Revista Summa
1963 Dirige agencia de publicidad Agens
1996 Profesor consulto Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UBA.
1999 Asesor Honorario del "Proyecto comunicación Visual del Plan urbano ambiental", FADU para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Bibliografía

  • Liernur, Jorge Francisco y Aliata, Fernando. Diccionario de Arquitectura en la Argentina, Estilos, Obras, Biografías, Instituciones, Ciudades. Buenos Aires, AGEA, 2004, Vol. 4, Pág. 120-121.