MODERNA BUENOS AIRES

Patané, David Domingo

1914 / 1985

David Patané nace en 1914 y estudia la carrera de arquitecto en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, comenzando sus estudios en 1936. Destacado estudiante, gana el concurso para alumnos de último año de carrera, sobre luminotecnia CADE.  

Egresa en 1942 cursando en equipo junto a otros reconocidos arquitectos en el desempeño de su profesión, como Rotzait, Cesar Janello, Eduardo Martin, Antonio Riopedre y teniendo especial vinculación con los arquitectos Milman Baron y Martinez Frontera (quienes también tendrán una extensa y destacada obra en edificios de vivienda multifamiliar). En 1944 David Patané formará parte de los 100 primeros arquitectos matriculados de la ciudad de Buenos Aires, llevando a cabo su labor profesional en forma independiente.

El estudio de Patané concentrará su producción alrededor de la vivienda unifamiliar insertada dentro de la trama de la ciudad, llevándose a cabo principalmente en los barrios residenciales de Belgrano y Villa Devoto. 

Sus primeras obras se mantendrán dentro de un racionalismo depurado, predominando el uso del ladrillo visto combinado con estucos blancos en paños de carpinterías y accesos. Un detalle común en varias de estas primeras obras son los accesos a los edificios con una marcada inclinación de la línea municipal de frente, que les otorgará una particular profundidad. Dentro de estas obras se destacan la vivienda unifamiliar de la calle Zarraga 3755, las viviendas apareadas de la calle Elcano 3077, o el edificio de viviendas multifamiliar en la esquina de la calle Federico Lacroze 2442, todas obras llevadas a cabo entre los años 1945 y 1950. 

Posteriormente hasta fines de los años 60 desarrollará una extensa producción de casas entre medianeras en la ciudad de Buenos Aires, con gran influencia de la arquitectura de posguerra americana. El uso de materiales será variado, revestimientos cerámicos,  revestimientos de piedra, tablas de madera, pero en todos los casos tendrán un factor común en su expresión plástica y compositiva dentro de los cánones de la arquitectura moderna. Los ejemplos más destacados son las viviendas de la calle Estomba 1677. En un lote convencional de 8,66m de frente, la casa se arma en torno a un patio interior, al que se llega a través de un generoso semicubierto ajardinado como continuidad de la vereda. En planta baja dispone áreas de servicio, garaje, cocina, comedor y estar, expandiendo  al patio interior. En planta alta dormitorios y sala de juegos. La estructura de organización se expresa en la fachada, un distinguido uso del color y texturas potencian estas intenciones. En la herrería, portones, paños de chapa ciega, rejas de planchuela, carpinterías de chapa doblada. En planta baja se emplean colores azulados, mientras que  se utiliza un tono gris frio para el revestimiento veneciano de columnas y revoques texturados de planos ciegos de mamposterías. En planta alta paños completos verticales de cerámico esmaltado en  amarillo claro y cortinas de enrollar en madera. 

Con estrategias similares de distribución, patios y semicubiertos de acceso desarrollados en dos plantas, diferenciando área social en planta baja y dormitorios en planta alta, se van a llevar a cabo las viviendas de la calle Carbajal 3859 y la de la calle Tronador 1662, en ambos casos el revestimiento de tablas de madera vertical toma la atura total de cada planta, logrando una textura y materialidad característica de estas obras. 

La oportunidad de dobles lotes o de mayores superficies y las estrategias para la ubicación de las áreas construidas, serán en función del aprovechamiento del parque trasero y la oportunidad de generar jardines frontales en vinculación con la calle, generando transparencias, recorridos, ventilaciones y visuales cruzadas. En esta línea se pueden destacar las viviendas de la calle Echeverría 3750 en el barrio de Belgrano o las de la calle Del Carril 3750 y Asunción 3888 en Villa  Devoto. En las viviendas de la calle Echeverría, o Virrey del pino (muy modificada) o la ubicada sobre calle La Pampa (hoy demolida), la experimentación sobre techos inclinados de baja pendiente de teja plana esmaltada, conforman la cubierta en un nuevo plano de composición, replanteando la tipología del Chalet  californiano modelo e integrando las viviendas al imaginario existente de sus vecinos.

También son de destacar una serie de viviendas en ladrillo trabajado en diferentes maneras, como muros cribados en el barrio de Chacarita, cerrando patios o de paños completos en otros casos, organizados por la estructura, como la casa de la calle Carbajal esquina Tronador. 

En todos los casos la influencia de los lineamientos de la arquitectura moderna de posguerra, tanto en sus intenciones plásticas, como materiales van a ser claves en en su obra, como su preocupación por el habitar contemporáneo, los usos, la continuidad de los espacios, las áreas de expansión, las orientaciones, las áreas semicubiertas, los controles pasivos del sol con el uso de aleros y dispositivos de rejas y cortinas, y el clima local, aportando una nueva espacialidad en las viviendas  dentro de la trama urbana de la Ciudad de Buenos Aires.

Obras Destacadas