MODERNA BUENOS AIRES

Salamone, Francisco

León Forte, Catania, 5 de junio de 1897 / Buenos Aires, 8 de agosto de 1959

“Nacido en León Forte-Catania- el 5 de junio de 1897, llega a la Argentina siendo muy pequeño. Seguramente la influencia de su padre tuvo mucho que ver en su vocación. Porque don Salvatore era constructor en su tierra de origen, y así sus cuatro hijos se relacionaron con el oficio.

Francisco inició su formación técnica en el principal colegio industrial de la ciudad de Buenos Aires: el famoso Otto Krause. Una vez egresado, desarrolló tareas en diversas obras de La Plata. Jóven aún, se mudó a la ciudad de Córdoba en donde comenzó sus estudios superiores. A los veinte años egresó de la Universidad con el título de ‘ingeniero arquitecto’, graduándose en 1922 de ‘ingeniero civil’. Por esos mismos años recibe premios en Milán (1919) y en Barcelona. Otros primeros premios obtendrá luego por un mercado barrial y por el Panteón en uno de los concursos para tapas de la Revista Arquitectura.

Pero también, su buen humor lo llevará a dibujar las que llamara ‘arquicaricaturas’, en las que volcará toda su chispa retratando a los profesionales de aquel entonces. Estos dibujos que podrían fecharse hacia 1924 son los pocos documentos originales que ha conservado la familia. En este caso, su hijo Roberto.

Cuando regresa a Buenos Aires, se relaciona con el gobernador Fresco, de tendencia conservadora, que le abre las puertas a de la obra pública en las localidades medianas y pequeñas de la Provincia. El empuje de este gobernador y las leyes de entonces, permitieron que las municipalidades emprendieran muchas labores de infraestructura.

Éste, que es el conjunto que más se ha estudiado de su vasta producción, incluye sobre todo sedes municipales (centrales y delegaciones), mercados, mataderos y cementerios, aunque también hay labores de ornamentación urbana y algunas escuelas. Tanto se dedicó a trabajos de gran envergadura –como la intendencia municipal de Pringles o la Escuela de Balcarce- cuanto a pequeñas obras, como las de Saldungaray.

En todas ellas se conjuga lo funcional con lo estructural, lo decorativo con lo simbólico, deteniéndose así en los grandes lineamientos del implante urbano, como en los minúsculos detalles de un picaporte. A eso debe agregarse el diseño de muebles, el estudio particularizado de los materiales y la inclusión de obras de escultura y de tratamiento de superficies. Sus trabajos son hoy un referente obligado cuando se considera la obra pública del interior bonaerense. ”

A partir de 1940, se instala en Buenos Aires y comienza otra etapa profesional. Se asocia con su hermano Ángel concretando obras de pavimentación. Justamente, por una de ellas –realizada en Tucumán-  es que el gobierno de facto recién instalado le entablará un juicio en 1943. Emigra al Uruguay donde permanece dos años, hasta el momento en que es sobreseído.

A su regreso, forma la sociedad SAFRRA con algunos de sus hijos, la que se dedicará a la construcción de edificios en altura y también a obras viales, especialmente en la ciudad de Buenos Aires. La promulgación de la ley de propiedad horizontal en 1948permitirá el desarrollo de varios emprendimientos de casas de departamentos.

En sus últimos años, une la actividad profesional con la tertulia. Sus amigos lo visitan en su petit hôtel de la calle Uruguay 1237, entre los cuales se destacan el historiador Levene, el escritor Arturo Capdevila, el doctor Tiburcio Padilla y Monseñor Lafitte.

Muere en Buenos Aires el 8 de agosto de 1959.”

Arq. Graciela María Viñuales.

Bibliografía

  • Extractado de: Francisco Salamone en la Provincia de Buenos Aires. “Reconocimiento Patrimonial de sus obras”. Vol. 1. Ramón Gutiérrez, René Longoni, Juan Molteni, Alberto Nicolini, Alejandro Novacovsky, Felicidad Paris Benito, Jorge Ramos, Silvia Roma, Manuel Torres Cano, Graciela Viñuales, Graciela Zuppa. Buenos Aires: Alejandro Novacovsky-Felicidad Paris Benito-Silvia Roma, 2001.

Obras Destacadas