MODERNA BUENOS AIRES

Boulevares de acceso Macacha Güemes, Azucena Villaflor y Rosario Vera Peñaloza

2000

Infraestructura

AUTORES

  • Arq. Graciela Novoa
  • Arq. Alfredo Garay
  • Arq. Néstor Magariños
  • Arq. Alfredo Joselevich link
  • Arq. Adrián Sebastián
  • Arq. Marcelo Vila
  • Arq. Eduardo Cajide
  • Arq. Carlos Verdecchia

UBICACIÓN

Puerto Madero Este.

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

El proyecto para los boulevares de acceso al sector este de Puerto Madero se enmarcó en la propuesta ganadora del Concurso Nacional de Anteproyectos para las “Nuevas Áreas Verdes para Puerto Madero y la Revitalización y Puesta en Valor de la Costanera Sur”, convocado en 1996 para resolver el conjunto de espacios verdes públicos delineados por el Plan Maestro de Desarrollo Urbano para Puerto Madero.

Hacia el año 2000, luego de finalizadas las obras de la rehabilitación de Costanera Sur, se abordó la ejecución de los bulevares Macacha Guemes, Azucena Villaflor y Rosario Vera Peñaloza respectivamente, inaugurados luego en los primeros años de esa década. Se fueron realizando en simultáneo, con excepción de Cecilia Grierson que se ejecutó al final. Si bien este estaba contemplado dentro de los espacios a resolver en el ámbito del Concurso, fue la Corporación quien se hizo cargo de su resolución. Gracias al Plan Maestro el lado este recién comenzaba a cobrar vida con el trazado de las calles, y los puentes, no estaban aun rehabilitados, mientras que del lado oeste los trabajos de reciclado de viejos docks y sus alrededores ya estaban en la recta final. 

Para el tratamiento de los bulevares se optó por generar espacios centrales que recorren desde los puentes hasta la Costanera, a modo de grandes veredas que dibujan plazas lineales para descanso y contemplación, con sus bancos y luminaria organizada de manera de poder mirar hacia la ciudad o el río. Cada boulevard remarca su intersección con la Av. Juana Manso, que corre en sentido norte- sur, a través de una rotonda con una fuente buscando volver a la tradición de las fuentes en las calles. A cada uno se lo diferenció  con la predominancia de una especie de árbol típico de Buenos Aires, que florecen en diferentes momentos del año: Palos Borrachos en el Boulevard Vera Peñaloza; las Tipas sobre Azucena Villaflor, que ya eran parte del paisaje preexistente; y el Jacarandá en corredor Macacha Güemes, en donde se preservaron los arboles existentes y se complementó con arbustos y herbáceas. A su vez, el bulevar Azucena Villaflor fue diseñado, junto con los estudios de Clorindo Testa y Alfredo Garay, como Paseo de la Escultura Argentina en Puerto Madero.

La Corporación se hizo cargo de la renovación de los puentes metálicos giratorios preexistentes, construidos en 1885, que llegan a los boulevares permitiendo el acceso hacia el este de los diques. Estas estructuras contaban con un solo carril en cada sentido, insuficiente para los cambios que el Plan Maestro ocasionaría en el tránsito vehicular; y con un sistema de cilindros hidráulicos para su apertura, que se encontraba deteriorado. Los nuevos puentes, de materiales más livianos y resistentes, incorporan un sistema giratorio de apertura más moderno, 2 carriles hacia cada sentido de circulación con veredas peatonales y la señalización necesaria para el correcto funcionamiento.

Bibliografía

  • Entrevistas con los arqs. Graciela Novoa y Néstor Magariños y con arq. representantes de Corporacón Antiguo Puerto Madero S.A.
  • http://www.puertomadero.com/

 

OBRAS RELACIONADAS