MODERNA BUENOS AIRES

Jardín del Jacarandá

2006 - 2007

Cultura

AUTORES

  • Arq. Irene Joselevich
  • Arq. Ana Rascovsky
  • Arq. Fernanda Torres

UBICACIÓN

Grecia 3223/73

Núñez

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

A finales de 2005, dada la necesidad de crecimiento, la Escuela del Jacarandá llegó a la decisión de separar el Jardín de Infantes en un edificio nuevo. 
Tanto el proyecto como la construcción debían resolverse en el plazo de un año,  para contar así con el tiempo suficiente para gestionar la habilitación por parte de las autoridades correspondientes.
Se trabajó con la  idea de realizar un jardín de infantes que se exprese como tal y donde el espacio, la luz y la escala sean los protagonistas en su resolución; donde  el espacio de las aulas y las salas en general fuera generoso para desarrollar cómodamente todas las actividades; dotado de condiciones de alto confort, y construido con estándares de alta seguridad y calidad. Un jardín de infantes alegre y lúdico, pero con una fuerte imagen institucional. 
Se dotó al Jardín de una imagen simple, austera pero contundente, expresada a través de su resolución constructiva, de la espacialidad, del aprovechamiento de la luz natural, y mediante una economía de recursos formales y materiales que sintetizara la idea.
La interpretación del programa llevó a la conclusión de que los temas  importantes a resolver eran fundamentalmente la escala, y la relación aula-patio. Se planteó entonces aprovechar las circulaciones interiores de las aulas del frente y contrafrente en ambas plantas, como patio interior.
El corte resuelve la presencia constante de la luz y la escala: la altura entre losas es de 3 metros, pero los muros que forman las aulas son de 2.20mts, con vidrio en la parte superior. Así, se percibe el aula como una caja contenida dentro de otra de mayor tamaño, y la luz atraviesa desde la calle al patio de fondo.
El programa requería salas de 1 a 5 años, SUM grande, SUM chico, oficinas de personal de direccion y docentes, y francas  expansiones de las aulas.
El conjunto queda conformado entonces por dos volúmenes de dos plantas, entre medianeras, separados por el gran patio, y unidos entre sí mediante un conector en planta baja y un puente en el primer piso. Una gran terraza/patio sobre el volumen del frente funciona como expansión a las aulas de primer piso.
Las aulas de la caja del frente se organizan a través de un  patio interior/circulación, cuyos muros forman un sistema de cajas/muebles, contenedores  de programa. El volumen de atrás posee aulas en planta baja y el SUM en primer piso al que se accede a través del puente.
La unidad aula y todo su equipamiento  fueron estudiados formando una unidad.
Los contenedores que separan las aulas del patio se utilizan de ambas caras: desde el aula aloja el espacio para el pequeño baño para los niños, el lavamanos, el guardado de material y el aparato del aire acondicionado.
Desde el patio /circulación, el contenedor tiene un lugar especialmente diseñado  para colgar las mochilas y abrigos de los niños. Posee además estanterías y paneles para exponer material de los alumnos.
 Cada aula tiene una batería de equipamiento: chapas para pegar, madera para pinchar, tensores para colgar, caños para sostener material más pesado, estantes aptos para el guardado de canastos de materiales…

El edificio está acondicionado para funcionar con un alto grado de confort: está resuelto con un extremo cuidado y rigor en sus detalles, terminaciones, elección de pisos y materiales, para brindar  la máxima seguridad y calidad, a partir de soluciones recursivas y ocurrentes. Los vidrios, de  seguridad, se recubrieron con un film vinílico adhesivo diseñado con las  flores del Jacaranda para identificarlos. Los pisos, de goma, son especiales para niños pequeños, blandos y sin dibujo, y de fácil limpieza. Las aulas y el SUM están insonorizados consiguiendo crear climas de intimidad en cada recinto.
Cada local tiene aire acondicionado. La calefacción es por piso radiante para evitar artefactos y conseguir calidez en los pisos.
El color fue incorporado en los objetos muebles, en los cortinados, en los paneles de absorción de sonido, en los colores tradicionales de la Escuela, verde y violeta, como el Jacarandá. 

Memoria de los autores

OBRAS RELACIONADAS