MODERNA BUENOS AIRES

Torres El Faro

2001 - 2005

Residencial

AUTORES

UBICACIÓN

Dique 2. Puerto Madero Este. Azucena Villaflor 669.

Puerto Madero

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

Las Torres El Faro es un conjunto de dos cuerpos de 160 metros de altura vinculados a través de puentes a diferentes niveles. Se presenta como el último edificio del grupo de torres que bordea el Boulevard Azucena Villaflor antes de llegar a la Costanera, siendo el que está más cerca del río. Se erigen en un terreno irregular mirando una hacia el noreste y la otra hacia el sudeste para buscar las mejores orientaciones y visuales, de esta manera  cada torre corresponde a un lado de una V que apunta su vértice virtual  hacia el río, donde aparecen los puentes conectores. 
Cada torre se desarrolla en 46 pisos de viviendas y en el último nivel se ubica un mirador que las une, con vistas hacia el resto de la ciudad y el río. Sobre la cubierta de las cocheras, elevados de la planta baja para aislarlos de la vía pública, se ubican sectores de uso común como la pileta y áreas recreativas y deportivas. En planta baja quedan liberados 6000 m2 de jardín.  La planta tipo de cada torre, que podría sintetizarse como un rectángulo con las esquinas hacia adentro, alberga dos unidades de 2 y 3 dormitorios respectivamente de gran superficie. Tiene tres núcleos de circulación vertical, uno central que sirve a las dos unidades y los otros dos que en cada nivel llegan a los paliers privados de cada departamento y se ubican uno a cada lado del núcleo central.  Alrededor de los núcleos se ubican los servicios y sobre el frente que mira al río se encuentran los espacios de recepción, mientras que sobre los laterales se ubican los dormitorios. Contiene departamentos de menores dimensiones en las plantas conectadas por los puentes y los últimos niveles, de 3 metros de altura interior, están ocupados por departamentos de piso completo y dúplex. La estructura fue planteada en función de la situación que presenta el edificio en cuanto a la exposición al viento. La misma es de hormigón armado, haciéndose presente en las fachadas, donde aparece pintada, y en los núcleos de circulación mencionados. Así libera la mayor parte de  la planta otorgándole adaptabilidad en la disposición de los espacios. 
El desarrollo en dos cuerpos diferenciados se debió a la necesidad de que se pudiera construir en dos etapas y los puentes que las articulan fueron pensados como apoyo a las medidas de protección contra incendio. La estructura de estos puentes, de hormigón y metal, fue diseñada como independiente de las dos torres  teniendo en cuenta que los movimientos de oscilación pueden ser diferentes en cada una de ellas. Cuelgan de vigas principales y tiene una base de hormigón que actúa como contrapeso mientras que una biela permite que se muevan según las oscilaciones.  Tres de estos  puentes se sitúan cada once pisos y el cuarto es parte del Observatorio del nivel 46, el cual  apoya sobre unas bases que están en cada torre. Exteriormente podría resumirse como una convivencia de planos de hormigón pintado horadados y  una piel de vidrio que gana predominancia en los últimos pisos.

 

Bibliografía

  • Revista de Arquitectura.  Nº 242. Octubre de 2011. Buenos Aires, SCA.
  • Revista Summa + N º 77. Diciembre 2005. Buenos Aires, Donn. S.A.
  • http://www.dujovne-hirsch.com

 

OBRAS RELACIONADAS