MODERNA BUENOS AIRES

Alvear Tower

2012 - 2018

Residencial

AUTORES

  • Arq. Juan Pfeifer
  • Arq. Oscar Zurdo

UBICACIÓN

Dique 2. Puerto Madero Este. Bv. Azucena Villaflor 500.

Puerto Madero

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

En el último racimo de torres, que se ubican sobre el Boulevard Azucena Villaflor en el Dique 2, entre las torres Mulieris, El Faro y Chateau Puerto Madero, se está erigiendo (2016) la que pretende ser la torre más alta de Sudamérica: Alvear Tower. Este proyecto fue encarado por el Grupo Alvear, el mismo que desarrolló el Hotel Alvear Puerto Madero que se ubica a pocos metros en sector del Dique 3. El edificio, impulsado por la intención de llevar adelante un programa exclusivamente residencial, aspira a ser un ícono no sólo de la ciudad sino de la región, tanto por su altura de 235 metros, como por su planteo volumétrico y los niveles de lujo y confort de sus instalaciones. En palabras de Andrés Kalwill, director comercial del Grupo Alvear: “La torre la proyectamos primero de afuera hacia adentro, haciendo especial hincapié en su relación con el entorno, conscientes de su impacto visual. Se encontrará ubicada en el corazón de la manzana y completará el tejido urbano de Puerto Madero, destacándose desde cualquier ángulo”1

El proyecto cuenta con 54 pisos, en los que se distribuyen departamentos de hasta 500 m2, algunos con terraza y piscina particular, y estacionamientos en el subsuelo, en el basamento y en los primeros pisos. Las unidades cuentan la particularidad de tener 3,30 metros de altura interior, buscando brindar espacios más confortables y abiertos y posibilitando visuales totalmente despejadas desde el piso 40. Los usos y servicios comunes, que tiene en cuenta  usuarios de diversas edades e intereses, definen el nivel de confort y suntuosidad, destacándose: piscina  semi olímpica, gimnasio y spa, salones de usos múltiples, cancha de tenis, microcine, sala de juegos electrónicos, juegos para niños, simuladores de golf y de ski, talleres de hobbies, sala de ensayo para músicos,  lavadero de autos, de mascotas. A lo que se agrega servicio dual de calefacción, viviendas para el personal y la posibilidad de hacer uso del “room- service” del Hotel Alvear. Todo esto se completan con un espacio de doble altura, llamado “roof club” en el último nivel que brinda vistas panorámicas a la ciudad y el río, en el que se ubicaron un bar y salas de estar.

Como cuenta el arquitecto Juan Pfeifer el edificio: “se expresa a partir de volúmenes de suaves curvas que, en forma escalonada, ascienden para culminar en un coronamiento con proa hacia el Río de la Plata" . De esta manera, a través de lo que en los planos se percibe como la yuxtaposición de elipses y círculos que se traducen en un volumen compuesto por cilindros de diversas alturas, la torre va disminuyendo de superficie a medida que se eleva, quedando en los últimos niveles un único cilindro con su remate en diagonal.  Los ambientes de las viviendas se distribuyen alrededor de los núcleos de circulación vertical aprovechando todo el perímetro. La resolución de la fachada proyectada, en la que el hormigón, los vanos y la contención de los balcones que quedan dentro del perímetro juegan un papel protagónico, permite una lectura integral del edificio, percibiéndose como una piel homogénea de trama horizontal.

Bibliografía

 

OBRAS RELACIONADAS