MODERNA BUENOS AIRES

Automóvil Club Argentino - Central

1941 - 1943

Oficinas

MEMORIA

A principios del siglo veinte el ACA dejó de ser una institución elitista y adquirió masividad muy rápidamente a través de una amplia difusión. En una época de desarrollo de la industria automotriz, de crecimiento de la industria petrolera y de construcción de la red vial carretera en reemplazo de la ferroviaria, el ACA se consolidó como una institución de prestigio y poder. En la década de1930 se lanzó el plan ACA-YPF que incluía la construcción de estaciones de servicio, campings, sedes sociales y talleres mecánicos y A. Vilar ganó el concurso como diseñador exclusivo de cada uno de los edificios e imagen gráfica e institucional.

En este caso, sede central de la entidad está situada en el exclusivo barrio de Palermo Chico, sobre la Avenida Libertador, ocupando toda la manzana.
Es un ejemplo de lo que podemos llamar “nuevo monumentalismo” y su volumetría está compuesta de un prisma rectangular que contiene las oficinas de la sede social y un cuerpo semicircular más bajo donde se alojan los servicios ubicados sobre la calle trasera. Este genera un interesante contrapunto con su forma curva de pureza volumétrica ausente en el prisma.

El edificio rectangular es de planta baja y doce pisos. La planta baja posee un gran hall de acceso, de doble altura. En el primer piso se ubica un hall de exposiciones, museo y salón de actos. Luego, hasta el octavo piso se ubican las oficinas administrativas, biblioteca y directorio. En el noveno piso existió un restaurante y salón comedor pero fue clausurado y en el décimo piso están los comedores del personal jerárquico. La fachada se resuelve con un énfasis del ritmo vertical de los vanos recedidos y está revestida en mármol dolomita.

La estación central de servicio ocupa el frente posterior que da a la calle posterior, José L. Pagano, y es un prisma semicilíndrico revestido en ladrillo refractario, que originalmente tenía cuatro pisos, y luego fue ampliado a siete sostenido sobre “pilotis”. En la planta baja se ubican los surtidores de nafta y un servicio mecánico de emergencia, y luego se accede por una rampa a las playas de estacionamiento, con servicios de engrase con fosas, un centro de lavado. También existe un anfiteatro y sala de proyecciones.

Esta obra si bien formo parte del plan que Vilar desarrolló para los edificios ACA-YPF, es la única que realizó en sociedad con otros arquitectos y su diseño difiere notablemente del resto, seguramente porque estuvo ligado a requerimientos institucionales de cierta imagen “clasicista” y de monumentalismo.

Este edificio es tomado por algunos autores como “pivote” para la arquitectura argentina marcando “el giro de las intenciones y planteos racionalistas hacia rumbos más simbólicos”

Bibliografía

  • Precursores de la Arquitectura Moderna en la Argentina. Antonio U. Vilar. Mabel Scarone. Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas. UBA. Bs. As. 1970
  • Diccionario de Arquitectura en la Argentina. Estilos obras biografías instituciones ciudades. Jorge Francisco Liernur, Fernando Aliata. Editor: Berto González Montaner. Clarín arquitectura, 2004

OBRAS RELACIONADAS