MODERNA BUENOS AIRES

Ciudad Universitaria UBA - Pabellón 1 “Dr. Rolando García”

1959

Institucional

AUTORES

UBICACIÓN

Intendente Güiraldes 2020

Belgrano

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

El Pabellón I de la Ciudad Universitaria fue construido a fin de la década de 1950, una vez que la Universidad de Buenos Aires hubiera adquirido los terrenos para la definitiva construcción, en el barrio de Núñez.

La elección de la implantación de la Ciudad Universitaria en Núñez es el resultado del estudio de una comisión formada por los arquitectos Alfredo Ibarlucía, Juan Ballester Peña, José Alberto Lepera y Valerio Peluffo. Esta comisión había desechado otros espacios por pequeños e inconvenientes.

La actual denominación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales se debe a que a fue el Dr. Rolando García, prestigioso físico matemático, nacido el 20 de febrero de 1919 y fallecido en el año 2012, fue quien impulsó la construcción de este primer pabellón y el de industrias durante la gestión como Rector de la UBA del Dr. Risieri Frondizi, a fines de la década de 1950. Rolando García fue decano de la Facultad en 1957.

Se terminó de construir en 1960 y los autores del proyecto también habían elaborado la primera planificación que tuvo la Ciudad Universitaria. 

En el Pabellón I se instaló el Instituto del Cálculo que albergó a la primera computadora de la Universidad de Buenos Aires y los departamentos de Física y Meteorología. En 1963 se creó  en esa Facultad la primera carrera de computador científico, siendo una de las primeras carreras de esa especialidad en América.

Se trata de un edificio rectangular, con un cuidado diseño de las fachada, resueltas con ritmos parejos, acusando la estructura de hormigón, y con un relevante trabajo en ladrillos.

Este primer pabellón contó con grandes adelantos tecnológicos en su construcción. El sistema de ventanas empleado fue de doble vidrio, y triple contacto, que se desmontan para dejar entrar  equipos. La aislación acústica, sumamente cuidada, fue proyectada  por el ingeniero Malvares que consiguió que el ruido de los aviones del cercano Aeroparque Metropolitano no se perciba desde el interior.

Se colocaron revestimientos de madera en aulas, auditorios y biblioteca. El proyecto estructural lo realizó el Ing. Gallo. Una de las características más interesantes del edificio es que relaciona convenientemente los espacios de investigación con los de enseñanza. Ese espíritu  sigue siendo característico de la institución.

OBRAS RELACIONADAS