MODERNA BUENOS AIRES

Edificio Nordiska Kompaniet

1935

Comercial

UBICACIÓN

Marcelo T. de Alvear 590

Retiro

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

El edificio se ubica en la esquina de Marcelo T. de Alvear y Florida, en un lote de 525 m2 frente al Hotel Plaza y a la Plaza San Martín, en el barrio de Retiro. Fue realizado en 1934 para albergar la sede comercial de Nordiska Kompaniet, empresa sueca dedicada a la fabricación y diseño de muebles de estilo que instala su fábrica en el país en una época en que, por la crisis económica y dificultades para importar, se habían terminado las importaciones de muebles clásicos. Fue proyectado para resolver las necesidades funcionales y publicitarias del local comercial, y sus fachadas y la disposición interior responden a esa lógica.  Con el tiempo, el edificio ha sido fuertemente modificado, incorporándose varios niveles y adaptando su función a nuevos requerimientos.
 
El edificio de lenguaje racionalista, blanco y preponderantemente horizontal, contrasta con el entorno tradicional construido, pero se inserta cuidadosamente en el tejido existente consolidando el frente urbano mediante la continuación de las fachadas, la resolución de la esquina en diagonal abierta hacia la plaza respetando la ochava, y el reconocimiento de las alturas de las construcciones vecinas, particularmente, las del Hotel Plaza.  

El edificio original contaba con un sótano, destinado a depósitos y salas técnicas;  la planta baja, con vidrieras y salón de ventas; 2 niveles de exposición;  1 nivel de oficinas, y una pequeña azotea. La organización en plantas siguió principios de rigurosa funcionalidad. El núcleo de circulación, con montacargas, escalera y ascensor, se ubicó al fondo contra las medianeras, liberando la planta y las fachadas. En planta baja se buscó facilitar e independizar los accesos, y se ubicó un acceso principal para el público sobre la medianera hacia la calle Florida y un acceso de servicio vehicular por la calle Marcelo T. de Alvear sobre la medianera vinculado con el montacargas. La estructura se resolvió con un esqueleto de hormigón que remite a los esqueletos metálicos de los edificios comerciales de fines del siglo XIX. El cerramiento del edificio planteó un contraste con la arquitectura de muros portantes precedentes al establecer una nueva relación entre llenos y vacíos.  Las columnas perimetrales se retiraron del paramento exterior y se alinearon con las carpinterías, potenciando la lectura liberada y horizontal de los frentes.

En las fachadas se lee el estilo desornamentado, severo y elegante de Vilar. La planta baja funcionaba como una gran vidriera con amplios ventanales y se separaba del resto del edificio por su revestimiento oscuro y un alero fino que unificaba los dos frentes. Para el resto del edificio Vilar empleó un revoque de cemento y utilizó el detalle tipo de ventana unificada con taparollo y radiador, y los marcos metálicos colocados al ras del revoque.

Actualmente el edificio se encuentra muy alterado por la incorporación de varios niveles superiores y por el reemplazo de las cortinas pintadas originales por otras regulables y de tonos más oscuros.  El edificio que hoy encontramos de planta baja y ocho pisos, se encuentra subdividido en 38 unidades. 

La sede de Nordiska fue una de las primeras obras de Antonio Vilar, que junto con su hermano Carlos fueron prolíficos referentes del vocabulario racionalista en Argentina a partir de la década de 1930. En su arquitectura se asientan los rasgos de su ejercicio profesional y modo proyectual: consideración del entorno urbano, rigurosa funcionalidad y depuración de elementos constitutivos, adaptación de los mejores recursos a las exigencias del proyecto y la flexibilidad para absorber cambios.

Bibliografía

  • Nuestra Arquitectura, junio de 1935, Núm. 71.
  • Scarone, Mabel. Antonio U. Vilar. Colección Precursores de la arquitectura moderna en la Argentina 3, Buenos Aires, IAA/FAU/UBA, 1970.
  • http://mapa.buenosaires.gov.ar

OBRAS RELACIONADAS