MODERNA BUENOS AIRES

Edificio República - Entel (actual Telefónica de Argentina)

1951 - 1954

Oficinas

MEMORIA

En pleno centro porteño, sobre la emblemática Av. Corrientes, esquina Maipú.

El edificio: Diseñado para alojar las oficinas y central telefónica de la Empresa de Teléfonos del Estado. Una planta baja libre de doble altura, 2 subsuelos, 19 pisos de altura para la torre de oficinas y 6 pisos de altura en el cuerpo más bajo destinado a alojar los equipos de la central telefónica.

Concepto Espacial: El edificio está resuelto en dos cuerpos de distinta altura que alojan elementos bien diferenciados, cada uno con acceso y núcleo circulatorio independiente. Una planta baja libre y abierta permite penetrar al espacio urbano creando un lugar de reunión, una plaza pública. 

Calidad Espacial: Plantas libres con columnas como único elemento fijo, con buena ventilación e iluminación naturales, permiten distribuir el espacio con total libertad. La planta baja libre y abierta permite al espacio urbano ingresar debajo del edificio, enriqueciéndose ambos con esta operación.

Fachada: El cuerpo más bajo cubre el muro divisorio sobre la que se apoya y toma la altura del perfil edificado sobre Corrientes; el cuerpo más alto se resuelve como una torre con tres caras libres en los pisos inferiores, y exenta al desaparecer el cuerpo más bajo. Dos cornisas inferiores cosen ambos volúmenes y una tercera cornisa remata la torre alta, aminorando el efecto de verticalidad. 

La fachada sobre Corrientes, orientada al sur, es totalmente vidriada en el sector de la torre, con aventanamientos apaisados en el cuerpo más bajo. El espesor de las losas se acusa en la fachada, haciendo un juego de continuidad y discontinuidad con el volumen más bajo, cuya altura de entrepiso es mayor, y por lo tanto coincide cada dos plantas; las otras fachadas tienen aventanamientos de marcada verticalidad, con parasoles fijos de hormigón separados del muro, con un diseño de trama ortogonal. El rico juego de texturas se completa con placas de revestimiento de canto rodado que cubren los muros. En la planta baja libre, pórticos con grandes columnas de hormigón a la vista, en forma de V, dan gran carácter al edificio. 

“Inicia la serie definitiva de obras grandes y comienza una nueva fase expresiva del trabajo del estudio, un período en que la geometría cede paso a una mayor plasticidad, en que la expresión de los materiales alcanza niveles francamente expresionistas”. Federico Ortiz.

Bibliografía

  • SEPRA. Autor: Federico F. Ortiz. UBA-FAU. Instituto de Arte Americano e Investigaciones estéticas. Buenos Aires, 1964.
  • Guía Patrimonio Cultural de Buenos Aires. Nº 5 Arquitectura Moderna 1930-1960. Dirección General de Patrimonio. Buenos Aires. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2006.

OBRAS RELACIONADAS