MODERNA BUENOS AIRES

Hospital Británico

1944

Salud

MEMORIA

El Hospital Británico fue fundado por la comunidad británica en la Argentina en 1844. Su crecimiento constante hizo que la colectividad británica comprara el predio de la calle Perdriel y construyera  un nuevo hospital  en 1886. 

En la mitad de la década del '30 fue proyectado el actual edificio por los arquitectos Jacobs, Giménez y Falomir, que asumieron la dificultad de hacer la obra en dos etapas dado que el antiguo hospital existente no podía dejar de funcionar. En virtud de ello los arquitectos tuvieron que construir toda el área de servicios en esta primera etapa. 
El estallido de la guerra europea dificultó la obtención de fondos y la segunda etapa fue terminada recién en 1944.

El financiamiento de esta obra fue aportado por la colectividad británica en la Argentina siendo su propulsor el industrial y presidente del Hospital Don Roberto Fraser.

Con una planta en U y dotado de los mayores adelantos de la época en materia de servicios de salud, el proyecto presenta líneas simples propias del racionalismo, con locales ventilados al exterior y circulaciones de público y servicios diferenciados, el hospital Británico constituye un ejemplo de la renovación en la época de la arquitectura hospitalaria. 

Tuvo sucesivas modificaciones y ampliaciones, la más reciente fue ejecutada en el año 2008 por los arquitectos María Teresa Egozcue, Guillermo Vidal, Gabriela Pastorino y Simonetta Pozzolo.

Los arquitectos  Héctor Calvo 1890 - 1936, Arnold  Jacobs 1892 - 1944 y  Rafael Giménez 1891-1947, fueron autores de numerosas obras de excelencia en la ciudad de Buenos Aires. Los tres arquitectos se graduaron en la escuela de Arquitectura de la Facultad de Ciencias Físicas y Naturales de la UBA. Al temprano fallecimiento de Carlos Calvo el estudio se llamó Jacobs y Giménez y en muchas obras trabajaron asociados con el Arq. A. Falomir.

Durante las dos décadas de actividad del equipo, sus obras, de gran calidad, pasaron por el academicismo francés, el eclecticismo clásico, el art déco y finalmente el racionalismo. De esta etapa son destacables el edificio Montalegre, llamado la Unión, en Diagonal Norte y Perón construido en 1933 y el edificio Schell  Mex, en la Diagonal Norte de ese mismo año.

Del tránsito del estudio a su etapa racionalista son destacables la sede social del Automóvil Club Argentino, en sociedad con los arquitectos  Sánchez,  Lagos y  el ingeniero De La Torre y los arquitectos Antonio Vilar y Héctor Morixe, y el edificio ubicado en Diagonal Norte 938, realizado por la misma sociedad en 1944, con el arquitecto Jorge Bunge. 

El estudio colaboró con los proyectistas del edificio COMEGA, los arquitectos A. Joselevich y Douillet, en la calle Corrientes 222. Sobre Av. Corrientes. Es destacable también el edificio de La Continental (Av. Corrientes 641).

Bibliografía

  • Revista de Arquitectura, 1944.

OBRAS RELACIONADAS