MODERNA BUENOS AIRES

Costeros 1 y 2

1997 - 1999

Oficinas
Comercial

UBICACIÓN

Dique 2. Puerto Madero Este. Olga Cossettini 1500 - Pierina Dealessi, entre Petrona Eyle y Encarnación Ezcurra.

Puerto Madero

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

Hacia el sur del Dique 2, sobre el lado este ocupando la primera línea de terrenos angostos frente al espejo de agua, se pueden ver los edificios que conforman el conjunto conocido como Costeros. El proyecto original planteaba una hilera de cuatro volúmenes con forma de prismas rectangulares alargados dispuestos uno al lado del otro, y separados entre sí por patios abiertos cada 55 metros, de los cuales el primero y el cuarto se diseñaron con sus extremos externos opuestos redondeados abriendo y cerrando el conjunto. Actualmente estas propuestas se hacen evidentes pero a través de la materialización de dos de los cuatro edificios: el del extremo norte con su lateral facetado y uno de los que serían intermedios. Si bien son dos cuerpos volumétricamente independientes y separados, se leen y fueron concebidos como unidad, tanto por la homogeneidad de la materialidad, como por la integración del espacio intermedio a través de marquesinas que emergen del último nivel extendiéndose sobre él. Al mismo tiempo sus proporciones e implantación parecieran querer evocar, desde una producción contemporánea, a los antiguos depósitos de ladrillos que delinean el frente opuesto cruzando los diques. 
La distribución espacial interna parte de ubicar dos núcleos verticales y, entre estos, un núcleo de servicio en el edificio del medio; y un núcleo que agrupa circulación vertical y servicios, en el de la punta. De esta manera, se permite dividir el espacio en oficinas de diferentes dimensiones, todas en contacto con el exterior debido al corto ancho de los volúmenes. Con el objetivo de lograr una mayor flexibilidad se optó por una estructura de hormigón armado sin vigas. La planta baja aloja locales comerciales  y el subsuelo ocupa el área total bajo el conjunto.
En cuanto a las fachadas, el material predominante es una piel de vidrio de tono azulado sobre la cual se refleja el entorno. En los lados largos prevalece la línea horizontal, muy presente en la totalidad, a través de perfiles de aluminio que dividen el vidrio diferenciando los niveles. Esta misma lógica envuelve la curva facetada que conforma la cara del extremo norte del complejo generando continuación entre ambos frentes paralelos. Estos planos vidriados homogéneos se ven interrumpidos en el remate, donde el último nivel se retira; y en la planta baja, en donde una marquesina que recorre todo el borde hace alusión a la recova tan presente en los edificios vecinos. También se interrumpe en los accesos de doble altura sobre la calle Olga Cossettini.  Las caras cortas sobre la plaza que se interpone entre los cuerpos presentan una modulación de paños de vidrio de proporciones cuadradas, rompiendo con la imagen de los frentes y remarcando la división entre edificios. 

 

Bibliografía

 

OBRAS RELACIONADAS