MODERNA BUENOS AIRES

Proyecto Isla Maciel

1960

Proyecto Urbano

AUTORES

UBICACIÓN

Isla Maciel. Dock Sud. Avellaneda

MEMORIA

La Universidad de Buenos Aires encomienda en el año 1960, en el marco de un programa de Extensión Universitaria, al arquitecto Wladimiro Acosta, para la ejecución de los estudios y proyecto para la construcción de una unidad vecinal por etapas en la isla Maciel.

El equipo constituido por el arquitecto Wladimiro Acosta para el proyecto estaba formado por los alumnos René Dunowicz, Arnoldo Gaite, Jorge Ladizesky, Rubén Movia y Javier Sanchez Gómez, todos pertenecientes al taller que el mismo Acosta dirigía en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo.

Los edificios proyectados alojarían a los integrantes de la Cooperativa de Vivienda constituida por los habitantes de la “villa miseria” de Maciel, “cooperativa formada como resultado del trabajo de investigación de campo efectuado durante varios años por el Departamento de Extensión Universitaria” (1)

Para la confección del proyecto se tuvieron en cuenta los caracteres de la población destinataria de los edificios, habitantes provenientes del interior del país –en especial del litoral y el norte- y países limítrofes del norte, habitantes que construyeron en la Isla Maciel, viviendas precarias de materiales inapropiados, insalubres, y consolidando bajas condiciones de habitabilidad.

“La construcción de la vivienda ha de ser sólo una parte de un amplio y profundo trabajo de adaptación a un nuevo medio social y a una nueva manera de vivir, que a menudo constituye una obra de rehabilitación. Con ella deben ir la educación, el estímulo a la formación de nuevos hábitos de vida, la creación de una conciencia sanitaria y social, entre otras metas. Pero la vivienda es parte sine qua non de este programa”.(2)

Teniendo en cuenta las condiciones de habitabilidad de los pobladores en sus lugares de origen, se decidió por una opción de casa colectiva, al no poder realizarse por condiciones de espacio suficiente, número de habitantes y requisitos sanitarios, viviendas individuales.

“Se llegó así a una solución de bloques de cuatro pisos con circulación vertical por escaleras, una por cada ocho unidades. El diseño de las unidades de vivienda tiene dos zonas claramente definidas, una de acceso y núcleo sanitario, invariable para todos los tipos de unidad, otra de dormitorios directamente vinculados al estar y la terraza cuyo número varía de acuerdo con el número de habitantes de cada unidad. Las unidades de vivienda están dispuestas de tal modo que cada una posee un balcón terraza propio, visualmente aislado del vecino. Allí son posibles la expansión individual y familiar.” (3)
 

(1) Wladimiro Acosta, Vivienda y Clima. Edición Nueva Visión. Buenos Aires. Pág. 79
(2) Ibíd. Pág. 80
(3) Ibíd. Pág. 81

Bibliografía

  • Acosta, Wladimiro. Vivienda y Clima. Edición Nueva Visión. Buenos Aires, 1984.
  • Summa Nro. 10. Buenos Aires. Diciembre 1967.
  • Gaite Arnaldo. Proyecto Isla Maciel, Wladimiro Acosta.

OBRAS RELACIONADAS