MODERNA BUENOS AIRES

Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza

1994 - 1996

Institucional

AUTORES

  • Arq. Carlos María Casano
  • Arq. Alfredo Francisco Zubillaga
  • Arq. Juan Carlos Poli

UBICACIÓN

Dique 2. Puerto Madero Este. Olga Cossettini 1600 y Pierina Dealessi, entre Bv. Rosario Vera Peñaloza y Encarnación Ezcurra.

Puerto Madero

ver en Google Maps Ubicación en Google Maps

MEMORIA

La Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza fue el primer edificio en construirse del lado este de los diques una vez encaradas las obras de recuperación y urbanización del área de Puerto Madero. En 1993 la Corporación Antiguo Puerto Madero otorga al Arzobispado de Buenos Aires un terreno para construir una iglesia, pero al ser en esos momentos un área deshabitada, el cuidado pastoral de la iglesia es concedido a la Prefectura Naval. La iglesia se inauguró en agosto de 1996 y entre 2004 y 2005, luego de haberse desarrollado la zona de Puerto Madero y crecido su población, se constituye como parroquia. 
Esencialismo, sinceridad, funcionalismo y economía de medios expresivos son, según los autores de esta obra, las cuatro premisas que impulsaron este proyecto. El edificio parte de una composición muy sintética tanto desde lo formal como desde lo material, ya que se compone de formas geométricas simples en las que predomina el ladrillo a la vista. La nave central presenta una planta circular que se traduce volumétricamente en un cilindro, de mayor diámetro que altura, cuyo remate tiene forma de pirámide. Hacia el frente, que mira hacia el centro de la ciudad, emerge de este volumen principal un cubo más bajo, alineado con el eje central de la planta circular, conformando el acceso.  Hacia el lado del río, a ambos lados del altar, se adosan otros dos cubos paralelos, también de menor altura, entre los cuales el muro de ladrillo se interrumpe para dar lugar a un paño vidriado que enmarca el altar y abre visuales hacia el jardín y el entorno. A este gesto hace referencia el arquitecto Juan Carlos Poli: “Las virtudes de la vidriera medieval son aquí explotadas al máximo, como elemento de cierre sustitutivo del muro, pero se toma de aquella lo más íntimo de su complejo simbolismo, es decir, lo trascendente de su espacio interior por medio de la luz.”1
La nave central conforma un espacio único e integrado en el que el lugar de los feligreses y del  sacerdote solo se diferencia por la ubicación del altar. Manifiesta una búsqueda de evocación de rasgos de la arquitectura románica, reconocida por los mismos autores, a través del uso del ladrillo a la vista, el machimbre de madera del cielorraso y los pisos con dibujos, a lo que podría sumarse la ya mencionada composición a partir de la combinación de los diferentes volúmenes geométricos. Todo esto desde una reinterpretación contemporánea que entiende la transformación que la arquitectura religiosa ha ido transitando a lo largo del tiempo evidenciada en el uso de los materiales, en las técnicas constructivas, y en el cambio de morfología y de escala.

 

Bibliografía

  • http://www.buenosaires.gob.ar
  • ARQUIS, Revista del Centro de Investigaciones en arquitectura. Universidad de Palermo/Editorial CP67, Bueno, Aires, enero 1994.

 

OBRAS RELACIONADAS